Tres preguntas sencillas para Javiercito

¿Te ligas con mafiosos para que ellos hagan el trabajo sucio? ¿Dónde dejaste los pantalones? ¿Te da miedo enfrentar cuestionamientos publicos? Leer el resto de esta entrada »


Apoya Artículo 19 reapertura de periódico La Unión en Veracruz

Su fundador, Moisés Sánchez Cerezo, fue asesinado en enero y hasta la fecha el gobierno solapa al presunto autor intelectual, un alcalde panista

La organización Artículo 19 financiará la re apertura del periódico independiente La Unión, publicación de corte social comunitaria fundada por el periodista Moisés Sánchez Cerezo, en Medellín de Bravo, Veracruz, y que fue levantado y ejecutado por un comando armado, después de publicar reportajes críticos tanto contra el alcalde panista Omar Cruz Reyes, como contra la administración estatal que encabeza el priista Javier Duarte de Ochoa.

El periódico, por cuyos contenidos de denuncia social fue asesinado Sánchez Cerezo el 2 de enero de este año, volverá a la circulación el viernes 10 de julio en una edición mensual auspiciada por la organización Artículo 19, dedicada a la defensa de la libertad de expresión en México, informó Jorge Uriel Sánchez Ordóñez, hijo del finado.
Pero ejercer el oficio en la zona sigue siendo una actividad de alto riesgo, tanto que la mayoría de los reporteros que van a firmar notas y artículos en la nueva edición, lo harán bajo un pseudónimo, explicó Sánchez Ordóñez en entrevista telefónica.
“Hemos recibido muchas amenazas, mucho hostigamiento, pero de todas maneras vamos a empezar a publicar de nuevo”, afirmó.
“Hay bastante presión por medio del gobierno, por medio de algunos dueños de algunos medios, para que muchos reporteros y periodistas no se manifiesten, no publiquen, tengan una linea muy a favor del gobierno”, relató el joven de 29 años.
Relató que varios de quienes van a colaborar en la nueva edición -que ahora será de 12 páginas, a una tinta y en tamaño tabloide- le han pedido no firmar o escribir anónimamente por miedo a las represalias.

Parado frente a la fachada de su casa, una construcción de concreto que por si misma refleja la precaria situación económica del poblado donde se encuentra, Jorge sostiene el último ejemplar del periódico que se publicó en memoria de su padre asesinado.

“Ha sido complicado ejercer la libertad de expresión, un derecho fundamental en cualquier sociedad, y sí hay bastantes intentos por querer coartar este derecho que es nuestro, que nos lo hemos ganado”, refirió.

Las colaboraciones de todos los periodistas que van a participar en la nueva edición, serán voluntarias: no recibirán ningún pago.

Por la situación que se vive en Veracruz, continuó, a muchos periodistas les ha quedado claro que es necesario seguir luchando por la libertad de expresión, aunque muchos colegas han tenido que salir del estado por las amenazas a su seguridad y a su integridad, por ejemplo Rubén Espinoza que tuvo que huir de Xalapa porque lo estaban queriendo levantar.

“Hay esta intención de que no haya otra vía y no se de a conocer lo que esta sucediendo”, comentó Sánchez.

Lo que resta del año la publicación recibirá financiamiento de Artículo 19, y el plan es que para el 2016 se consigan más apoyos.

“Nos llena de alegría saber que vamos a poder darle vida a esto que mi padre con tanta pasión ejercía y por lo cual ofrendó su vida”, finalizó.
Rastros de impunidad

Moisés Sánchez Cerezo fue levantado y asesinado el 2 de enero de 2015.

El 25 de enero el procurador Luis Ángel Bravo Contreras informó la detención del ex policía Noé Rodríguez Martínez y otros cinco cómplices, quienes confesaron haber recibido la orden de ejecutar al periodista del alcalde de Medellín de Bravo, Omar Cruz Reyes.

El 26 de marzo el Congreso del Estado aprobó el dictamen de Juicio de Procedencia contra el alcalde para que pudiera ser procesado.

A pesar de que desde el día de su desaparición se supo que el principal sospechoso del homicidio era el edil, el gobierno de Veracruz dejó correr el tiempo y ni siquiera solicitó una orden de arraigo para evitar que huyera.

Hasta la fecha no se conoce el paradero del político. Su abogado, el también panista Sergio Baca Betancourt, ha dicho en reiteradas ocasiones que aún que supiera donde está su cliente, no lo diría.FOTO LA UNION


Políticos y empresarios venden “espejos” en Juárez

Ciudad Juárez se vende al mundo como generadora de empleo y oportunidades de desarrollo.

Es verdad. Hay 250 mil trabajadores de maquiladora -el 80 por ciento en la linea de producción- cada día generando millones en beneficio de transnacionales instaladas aquí, gracias a las facilidades que el gobierno les ofrece en pos de una mal entendida competitividad.

Y bien por ellos. Leer el resto de esta entrada »


El narco y México (columna Servicio Público)

Una hija de la tuta en la nómina de Educación de Michoacán. Un funcionario municipal manejando un automóvil deportivo de lujo en Reynosa. El hallazgo del cuerpo de una mujer decapitada, que luego fue identificada como precandidata a la alcaldía de Ahuacotzingo.

Un periodista asesinado en Medellín de Bravo, bajo la orden directa del alcalde -según testimonios de sus ejecutores- por desnudar la realidad de inseguridad que prevalece en la comuna.

Un jefe de tránsito en Veracruz acusado públicamente de desaparecer a un perito, y no hay juez con los arrestos para llevarlo a juicio ni Ministerio Público que quiera investigar, ni mucho menos gobernador que lo respalde. Y del perito, ni sus luces.

Lo ocurrido con Maryjose, apenas un botón de muestra de la situación. Justicia a modo de quien despacha en Palacio de Gobierno.

Y así está el clima. Extremo. Decenas de ejecuciones diarias desde Ciudad Juárez hasta la zona cañera de Veracruz, de las calles de Matamoros y Tijuana, a las comunidades de Guerrero y Oaxaca.

Muchos de estos homicidios, sin duda, están relacionados con el narco, la mafia, los malos; y cada vez más, también, tienen que ver con que la podredumbre ya se nos metió al closet.

Un marido celoso toma la pistola que guarda debajo del asiento de la troca y se la vacía al vecino pizpireto.

Muchachos que en Parral entran armados a la fiesta, nulo el control de seguridad para el acceso, se envalentonan para disparar a lo pendejo, y matan a por lo menos dos de los asistentes. La pistola la traían nada más por si acaso.

Este es el México que hoy nos escupe la cara. Santurrones, hipócritas, nos grita. Aqui solo valen las balas. Nos escandaliza el Rápido y Furioso de Eric Holder y Medina Mora, pero ya sabíamos desde mucho antes que toda la sierra mexicana está sembrada con mota.

Nos ha permeado tanto la cultura del narco, que ya no sabemos como disimular la tos para fumarla ¿trajiste tus gotitas papi?  Claro que la responsabilidad de los cuerpos policiacos, de los mandos policiacos, de los jefes de los mandos policiacos, es mayúscula.

Si. Padres de familia en vigilia se comen las uñas de los pies porque el chamaco no llega y ya son las 5 de la mañana. La otra noche llegó oliendo raro.

Si. Maestros organizan rondas para cuidar la hora de la salida porque afuera de la escuela se ven muchachos que no son de esta escuela en actitud extraña. Lente oscuro, pantalón Lacoste, tenis Nike y corte a rape con patilla puntiaguda. Es la nueva aristocracia del barrio. El muchacho que trabaja medios turnos y no mantiene a nadie, ni a si mismo.

Pero el papel del funcionario público en el área de la seguridad, sobresale. Rebosante de aroma a perfume de Liverpool, impecables las manos y las uñas, tiene bajo su responsabilidad la política antinarco del gobierno. Él es el mero maklein.

El hombre del momento. Jamás aceptará que es un corrupto. Un matón con título universitario. Pero cuando llegue el momento de la campaña política, dejará todo por defender como perro de caza a aquél que lo llevó al poder. Se reunirá con casi cualquiera que le ofrezca recursos para el marketing y no distinguirá billetes marcados de sangre, ni muchos menos aquellos que todavía lleven restos de cocaína.

Acaso él mismo le entrará -contento, desquiciado- a la “blanca nieves” ¿por qué no? Bien que se rompe la madre y los nervios desempeñando el puesto que le fue entregado por el Poder Ejecutivo del Estado.

Y así va México. Perdiendo terreno ante políticos corruptos, corruptores, y narcotraficantes nuevos, acomodándose en sus codiciadas vacantes.

Hay que aprender a vivir aquí. Aprender a comer mierda sin hacer gestos. Que me importa. Cada vez son menos los espacios de expresión. De qué sirve echarle tantos huevos al sartén como Carmen, si al final de cuentas, un empresario hambriento de poder y dinero, va a mostrar que -él también- sabe venderse a cambio de una moneda.

Uno que es terco, mijo, y que prefiere del oro espurio, la miseria altiva, y al vicio enhiesto, la virtud hollada.

“Si no es una ilusión de mis deseos este concierto que a mi oido canta; si entre los claustros maternales bulle, el porvenir que a nuestro afán aguarda. Dichosos si vivimos para entonces, ambos iremos a la lucha santa, y unidos moriremos combatiendo, cual los Saldunas de la antigua Galia. De la onda de David saldremos juntos, yo que soy guija y tú que eres montaña!” (Voces interiores, Salvador Díaz Mirón)


Todavía puedo ver el cielo, tan azul

El fragor de la batalla. Dormido no voy a luchar. Ruido ensordecedor de bombas cayendo junto a mi ventana. Busco entre las sábanas el celular. Demasiado tarde. Quedó despedazado por las piedras.

Fue una madrugada larga. Entraron proyectiles como confeti por las paredes rotas. Todo ha terminado, pienso mientras respiro con dificultad. La sangre. Ahogada lumbre decía mi amigo cuando estaba vivo. Me moja el cuello escurriéndose. No es tibia. Parece miel derramada. Soy uno más de miles. Ya levanto la cara. Nos veo. Sin horror en mi alma, desfallezco.

La muerte llega así, sin aviso ni estrépito. Después del trauma, pasado el golpe de las balas, la crisis termina. La histeria se desvanece. Ya no existe ni miedo ni amargura. Hay muy poco espacio para que en este último instante de mi vída, pueda entrar la tristeza. Pero las lágrimas sí escurren de mis ojos y me humedecen las fosas nasales. Jalo los mocos como si estuviera resfriado.

Entonces viene el viento, fuerte como un tornado, levanta el polvo de los otros que ya están muertos y me da la última sensación de que aún soy parte de mi cuerpo. Siento el frío.

Este es el último instante de mi vida. Cómo puedo alargarlo, pienso. Trataré de respirar despacio. Sí, voy a calmarme. Administrar el oxígeno. Es lo correcto. Puedo seguir respirando. Si. Todavía puedo ver el cielo, tan azul (ficción).


Duarte exhibido en Juárez y Maryjose agraviada

El jueves 26 de febrero, en el majestuoso salón Cibeles, durante la exposición del Informe “Así Estamos Juárez 2015: Sistema de Indicadores de Calidad de Vida”, de la Asociación Civil Plan Estratégico de Juárez, el nombre de Javier Duarte de Ochoa salió a relucir. Leer el resto de esta entrada »


Narcopolicías veracruzanos: el reto de Duarte (columna Servicio Público)

El viernes 2 de enero de 2015, poco después de las 7:00 de la noche, Moisés Sánchez Cerezo fue sustraído de su domicilio en la comunidad El Tejar, municipio de Medellín, estado de Veracruz.

Los ex policías de la desaparecida Policía Intermunicipal -encargada durante años de la “seguridad” en la zona de Veracruz, Boca del Río y Medellín- Clemente Noé Rodríguez Martínez y José Luis Olmos, junto con sus cómplices “El Harry”, “El Chelo”, “El Piolín” y “El Moi”, se lo llevaron.

Esa misma noche lo mataron. Leer el resto de esta entrada »